Informe muestra que ganadería es la primera causa de deforestación de Amazonía

Febrero 17 de 2009

Enlace Animanaturalis

Una investigación con imágenes de satélite relaciona la destrucción de selva con la cría intensiva de ganado

Greenpeace

España — Greenpeace ha presentado hoy en el Foro Social Mundial un informe que documenta con mapas ilustrativos la vinculación entre la ganadería y la deforestación en la Amazonia. El informe, titulado Amazon Cattle Footprint (Impacto de la ganadería en la Amazonia. Mato Grosso: estado de destrucción), expone la relación directa entre la expansión de la ganadería y la deforestación en el Estado de Mato Grosso, el área de la Amazonia con mayor tasa de deforestación.

La expansión de la ganadería es la principal causa de la destrucción de la Amazonia brasileña, ya que el 79,5% de las zonas deforestadas están ocupadas por pastizales destinados al ganado.

A través del análisis y comparación de imágenes de satélite y cotejando éstos con la evolución y crecimiento de las infraestructuras, carreteras y negocios agrícolas, los mapas ilustran claramente el estrecho vínculo entre la cría de ganado y la deforestación en el Estado de Mato Grosso.

Entre 1996 y 2006, diez millones de hectáreas, un área equivalente a Islandia, ha sido destruida para la cría de ganado. Actualmente, Brasil tiene la cabaña ganadera comercial más grande del mundo y es el mayor exportador de carne de vacuno del mundo. Los planes del Gobierno brasileño buscan doblar sus exportaciones de carne de vaca en un 60% para el año 2018 .

“Las subvenciones del Gobierno brasileño a la industria ganadera están en contradicción con sus promesas de detener la deforestación como forma de salvar el clima” ha declarado Miguel Ángel Soto, responsable de la campaña de Bosques de Greenpeace España.

Brasil es el cuarto país emisor de gases de efecto invernadero. El informe ofrece las medidas que el Gobierno debe tomar para alcanzar la Deforestación Cero, objetivo marcado para el 2015, fecha en la que las emisiones globales de GEI deberán disminuir de manera radical.

En diciembre, en Copenhague (Dinamarca), los representantes políticos de todo el mundo se reunirán para determinar nuestro futuro en la negociación climática más importante de Naciones Unidas. La Comisión europea estimó que la reducción a la mitad de las emisiones costaría entre 15 y 25 mil millones de euros. Dado que la destrucción de los bosques supone casi la quinta parte de las emisiones de GEI, cualquier acuerdo para salvar el clima deberá incluir medidas para reducir a la mitad la deforestación.

“Este informe apunta de nuevo la necesidad urgente de tomar medidas para frenar la deforestación”, ha añadido Miguel Ángel Soto. “En los próximos meses necesitamos ver la firme voluntad de la Unión Europea y de otros gobiernos para salvar a los bosques del mundo igual que han hecho para salvar a los bancos”.

Share This

Visit betroll the best bookies