Combatir la crisis luchando por la dignidad de los animales

Mayo 04 de 2009

Enlace La Opinión de Málaga

El restaurante vegetariano ‘El Legado Celestial’ cumple trece años como punto clave en la lucha contra el maltrato de animales y la destrucción del planeta

Restaurante. Felipe y su hijo regentan este local esencial en la vida vegetariana malagueña.  G. Torres

 

JOSÉ MANUEL GÓMEZ. MÁLAGA Aunque sus amigos malagueños y sus clientes le llaman cariñosamente Felipe, su verdadero nombre es Wya King Wang. Llegó a España en 1972 y fue uno de los primeros taiwaneses en asentarse en nuestra provincia.

Desde 1996, Felipe regenta con su familia el restaurante oriental ‘El Legado Celestial’, un espacio único en Málaga capital que se ha convertido en uno de los grandes epicentros vegetarianos.

En ‘El Legado Celestial’ los rollitos de primavera están únicamente rellenos de verduras, la carne de los platos es carne vegetal (aunque no pierde prácticamente nada de su sabor ‘original’) e incluso el sushi no contiene nada de pescado. Y es que este restaurante es un negocio, pero también, como asegura Felipe, "un lugar para que las personas se abran a una nueva vida espiritual".

Mientras los comensales degustan los platos únicos de su cocina (‘El Legado Celestial’ es un buffet libre muy económico en donde cada uno se sirve lo que va a tomar), Felipe conversa con ellos sobre los beneficios de una dieta vegetariana y, también, sobre cómo los seres humanos estamos destrozando nuestro planeta "matando y maltratando a los animales, condenando al hambre y a la miseria a miles de personas y extenuando todos los recursos naturales". También reparte octavillas, propone páginas web e incluso exhibe películas sobre el cambio climático o los peores efectos de la globalización.

Dignidad animal. Felipe y su familia son seguidores del grupo espiritual Na Mo Ching Hai, que se dedica a ayudar a los pobres a través de todo el mundo y que lucha para que los animales vivan con dignidad, lo que para ellos constituye uno de los primeros grandes pasos hacia la salvación de la Tierra.

"Si los humanos dejasen de matar y maltratar animales, los grandes problemas del mundo empezarían a desaparecer", asegura Felipe, que señala con preocupación que "el amor tendría que regir todas nuestras relaciones a todos los niveles y, por desgracia, las personas están cada vez más alejadas de este amor". Felipe va camino de los ochenta años y asegura que se siente "como un niño gracias a la dieta vegetariana y a derrochar amor todos los días".
Por supuesto, la crisis económica también ha hecho mella en ‘El Legado Celestial’, a pesar de que tiene muy afianzada a su clientela. Felipe, que vivió en sus propias carnes la Segunda Guerra Mundial, su posguerra y varias crisis económicas y sociales muy duras en su tierra natal, sigue insistiendo: "El amor es la clave, la humildad, la amistad, el respeto, la compasión: nos hemos dejado llevar por la violencia y por el consumo desmedido y es normal que nuestro entorno se haya resentido por ello".

"Desgraciadamente, nuestro nivel espiritual, lo que verdaderamente nos haría encontrar la felicidad y la plenitud, está demasiado bajo", concluye Chih Te Wang, el hijo de Felipe, que trabaja con su padre en el restaurante como cocinero.

Campo y pesticidas. Entre las actividades de Felipe y su familia también se encuentran el combatir contra el abandono del campo, que según Chih Te Wang "lo destruye y crea pobreza mientras empeora la calidad de los alimentos" y contra el uso de pesticidas, que, también en sus palabras, "pueden dejar la tierra inutilizada para siempre".

El compromiso con la dieta vegetariana y sus beneficios es total en ‘El Legado Celestial’, donde los clientes también pueden adquirir productos naturales y ecológicos elaborados sin ningún tipo de manipulación. Felipe vende carne vegetal de toda clase (jamón, salchichas y hasta gambas) y el producto estrella de su restaurante: el tofu (queso de soja) que su propia familia produce.
‘El Legado Celestial’ es algo más que un restaurante oriental vegetariano; es todo un centro activista en contra de la violencia, del maltrato de animales y de la destrucción de la naturaleza dedicado a concienciar a los malagueños de una de las máximas de su dueño: "si actuamos a tiempo y regalamos amor, podemos cambiar el mundo".

Share This

Visit betroll the best bookies