post2 12p 

¿Qué puedes hacer para evitar el maltrato animal? Organizaciones internacionales, lo dicen

 
¿Qué pueden hacer las personas para contribuir a evitar el sufrimiento y la tortura de los animales? Organizaciones internacionales plantean que reducir el consumo de productos de origen animal y/o verificar los estándares de bienestar que cada productor utiliza y elegir el más amable; comprar ropa, calzado y accesorios que no utilicen materias primas que incluyan maltrato y exigir a las marcas pararlo; evitar el uso de cosméticos y otros productos probados en ellos y no acudir a espectáculos que los incluyan, son sólo algunas prácticas que pueden contribuir.

Ciudad de México, 27 de noviembre (SinEmbargo).– Desde los más grandes y fuertes, como los elefantes, pasando por los que poseen una inteligencia superior, como los delfines, hasta los más pequeños y frágiles, como los insectos. Ellos, los animales, parte del planeta Tierra, son sometidos, abusados y torturados de todas las maneras posibles por los seres humanos para atender a las demandas de moda e incluso diversión.

En otras ocasiones, los animales son torturados para cubrir necesidades como la alimentación, el vestido y calzado, bajo prácticas que no cumplen con estándares de bienestar a los animales.

Pero, ¿qué pueden hacer las personas para contribuir a evitar el sufrimiento y la tortura de estos seres? Organizaciones animalistas internacionales plantean que reducir el consumo de productos de origen animal y/o verificar los estándares de bienestar que cada productor utiliza y elegir el más amable; comprar ropa, calzado y accesorios que no utilicen materias primas que incluyan maltrato y exigir a las marcas pararlo; evitar el uso de cosméticos y otros productos probados en ellos y no acudir a espectáculos que los incluyan, son sólo algunas prácticas que pueden contribuir.

En entrevista para SinEmbargo, Jasson Muir Clarke, oficial de comunicación en World Animal Protection (WAP), subrayó la importancia de que las personas reconozcan el significativo papel que tienen los animales en el planeta y en la vida de los humanos.

 

“Debemos proteger su bienestar en muchos aspectos de la vida, desde la parte de consumo, que las personas nos preguntemos de dónde viene la carne y los productos de origen animal que consumimos, si para obtener los productos, las empresas se apegaron a estándares de bienestar, si los animales fueron tratados éticamente”, dijo.

Israel Arriola Toiber, director de la sede en México de la organización AnimaNaturalis Internacional, expuso sus consejos:

  1. Evitar el consumo de alimentos de origen animal (carne, lácteos y huevo), pues más del 90 por ciento de los animales maltratados y matados lo son para producir comida. Podemos reemplazar nuestros platillos favoritos por recetas libres de ingredientes animales; pedir la opción vegana en el menú; visitar restaurantes y comprar productos veganos.

  2. Elegir artículos de cosmética e higiene personal de marcas que no realicen pruebas con animales en laboratorio. Negarse a realizar experimentos con animales en las escuelas.

  3. Elegir prendas de vestir elaboradas a base de textiles y materiales sintéticos. Las ofertas en el mercado son cada vez mayores. Evitar a toda costa la compra de artículos de piel, cuero, seda o lana.

  4. No asistir a espectáculos que utilizan animales, como corridas de toros, zoológicos, acuarios, delfinarios, carreras de caballos, charreadas, peleas de gallos, etcétera. Boicotear a las empresas que patrocinan dichos espectáculos.

  5. No adquirir aves, peces, roedores, reptiles ni otros animales para vivir en casa. Sólo perros y gatos son animales domesticados para vivir junto al humano. A estos últimos hay que evitar comprarlos; promovamos y apliquemos la adopción, la tenencia responsable y la esterilización, pues son las medidas más efectivas para reducir la fauna callejera y la sobrepoblación de manera compasiva.

  6. Alzar la voz, compartir, difundir información, denunciar, sensibilizar. Unirse a un grupo u organización que trabaje en promover los derechos animales.

Por su parte, Dulce Ramírez Islas, Coordinadora de Igualdad Animal México, coincidió con dichas recomendaciones y agregó que los animales que padecen los mayores sufrimientos son los de granja y “son tan sensibles, inteligentes y tienen tantas ganas de vivir como nuestros amados perros y gatos”.

Además pidió: “Si ya eres vegetariano o vegano, siendo amable con quien no lo sea. No juzgues a los demás por su manera de alimentarse. Tu manera de relacionarte y comunicarte debe animar a los demás a interesarse por tus valores. No seas arrogante ni uses discursos agresivos. Eso es lo último que necesitan los animales”.

Muir agregó que las personas deben conocer si los productos cosméticos de las distintas marcas fueron elaborados teniendo en cuenta lo anterior. En el caso de las mascotas, dijo, los responsables deben velar porque se encuentren bien alimentadas, cuidadas, tengan acceso al veterinario y a medicamentos en caso de ser necesario, así como brindarles tiempo, espacio y amor.

Sobre el tema, Antón Aguilar, director de Humane Society International (HSI), comentó que los animales de compañía son también sometidos a crueldad extrema que se da en actividades como las peleas de perros, en criaderos inescrupulosos y con acumuladores de animales. “Los dos primeros casos son industrias con un fuerte interés económico. El último es fundamentalmente un padecimiento mental”, puntualizó.

En el tema de las especies silvestres que realizan espectáculos y son maltratados para lograr que se fotografíen con los humanos o realicen actos distintos a los que su naturaleza les dicta, el activista urgió: “Las personas que van a pasear a algún lugar a hacer turismo deben ser consientes que debemos cuidar a los animales, no podemos ir a invadir su hábitat, tomarnos fotos con ellos, sostenerlos, lastimarlos. Tenemos que ser muy responsables del trato que les damos”, urgió.

Sin embargo, puntualizó en que en ocasiones las personas dañan a los animales indirectamente, aunque condenó el maltrato animal y lo calificó como “deplorable”, reconoció que también se da “en acciones donde no nos damos cuenta”, prueba de esto es cuando con dinero se apoya algún sitio de espectáculos donde los animales son tratados injustamente.

Empleado somete a una vaca para marcarla con un hierro candente. Foto: Peta y Repórter Brasil.
Empleado somete a una vaca para marcarla con un hierro candente. Foto: Peta y Repórter Brasil.

“Puede ser que no seamos nosotros mismos los que estamos realizando esta acción violenta, pero estamos manteniendo a la industria que los lastima, con acciones que dejamos que pasen sin hacerlo nosotros directamente”, sentenció.

Además señaló que cuando se opta por productos donde se sabe que los animales han sido abusados, se contribuye a que se continúe con dichas prácticas. Tal es el caso de la obtención de pieles, colmillos, caparazones, etcétera, utilizados como materia prima en la elaboración de calzado, ropa, accesorios e incluso –como denunció recientemente Personas por el Trato Ético de los Animales (PETA)– en interiores de automóviles, donde el cuero proviene de vacas, toros y becerros torturados.

“Nosotros indirectamente estamos siendo victimarios de los animales que sufren a causa de todo esto […] Estamos patrocinando la crueldad hacia los animales. Es importante que nosotros tomemos acciones conscientes de saber qué es lo que estamos consumiendo, cuáles son las condiciones en las que se produjeron los alimentos o cualquier artículo que vayamos a comprar; además de saber la manera en la que tratan a los animales en los lugares que visitamos”, urgió.

Las marcas, comentó, tienen el poder de impulsar el cambio a nivel global con acciones que descarten los productos que incluyan prácticas crueles hacia los animales, o, en su defecto, optar por mantener elevados estándares de bienestar.

Gallinas
En México, la mayoría de las gallinas ponedoras pasan toda su vida confinadas en jaulas. Foto: Cuartoscuro.
MARCAS CRUELES

PETA ha denunciado que diversas marcas de distintos productos utilizan materias primas obtenidas del maltrato animal. Por ejemplo, Hermès, Prada, Louis Vuitton y otras firmas europeas de lujo utilizan pieles de avestruces desplumadas vivas, hacinadas y golpeadas.

Recientemente acusó que otras firmas de ropa y calzado como Clarks, Sperry, Kenneth Cole, Dansko, Nine West, Stride Rite, Rockport, Adidas, Reebok, Fossil, Coach, Tommy Bahama, J Crew y Target; además de comercializadoras de muebles como Costco y Macy’s que adquieren pieles de becerros, vacas y toros golpeados, quemados en el rostro y sometidos con descargas eléctricas antes de ser asesinados.

Lo mismo que empresas automotrices, entre ellas, General Motors, Volkswagen, Toyota, Audi, Chevrolet, Mercedes Benz, Cadillac, Kia, Porsche, Lexus, BMW, Ford, Lincoln, Dodge, Honda, Jaguar, Hyundai, Chrysler, Mazda, Land Rover, Jeep, Acura, Smart, Nissan, Renault, Volvo y Peugeot.

El año pasado, Igualdad Animal publicó una grabación en la que exhiben el maltrato al que son sometidos los pollos utilizados para la industria de la alimentación, desde que nacen. En ese sentido, WAP ha denunciado que las empresas trasnacionales de comida rápida Kentucky Fried Chicken (KFC), Burger King, Pizza Hut, Domino’s, Starbucks, Nando’s y Subway utilizan pollo de jaula en sus menús, por lo que solicitó el apoyo de las personas para pedir que cambien dicha práctica por una más amable con los animales.

Arriola señaló que empresas cosméticas trasnacionales como Colgate-Palmolive, Procter&Gamle, L’oreal, Johnson&Johnson y Unilever continúan utilizando animales en pruebas de laboratorio, por lo que exigió se comprometan a retirar dichas prácticas.

“Saben que hay otras alternativas viables y que ese tipo de pruebas no son necesarias. Los consumidores agradeceremos que nos ofrezcan productos libres de crueldad”, aseguró.

Muir expresó que las empresas que causen “cualquier daño innecesario” a los animales tiene la obligación de mejorar sus prácticas para que se evite al máximo la crueldad, ya que muchas de ellas tienen gran influencia en el mercado y pueden cambiar sus prácticas para así influenciar a otras más pequeñas a implementar mejores prácticas en cuanto al bienestar animal.

“No se debe ignorar el bienestar animal en la actividad productiva”, sentenció.

El activista invitó a la industria a acercarse a los profesionales para recibir la información necesaria y alcanzar que su producción tome en cuenta las pautas más modernas de bienestar animal y crear consciencia en los consumidores.

LOS GOBIERNOS DEBEN ACTUAR

Por otro lado, señaló la necesidad de que los gobiernos de todo el mundo establezcan políticas encaminadas al bienestar animal, ya sea mediante legislación, reglamentación y/o recomendaciones específicas para lograrlo, por ejemplo, sobre el transporte de los animales de granja y los métodos de sacrificio.

En el mismo sentido, la activista de Igualdad Animal recordó que los gobiernos tienen la responsabilidad de fomentar políticas públicas que promuevan una alimentación compasiva con los animales, el planeta y la salud. Además de evitar “el engaño de la industria cárnica a los consumidores”, o sea, hablar de las implicaciones que tiene el consumo de carne en la salud y el medioambiente.

Asimismo, exhortó a las autoridades a “no financiar prácticas, fiestas o espectáculos que promuevan violencia contra los animales y –sobre todo– promulgar leyes que sancionen penalmente la crueldad hacia los animales sin distinción de especie ya que la mayoría de las leyes excluyen a los animales de granja y es en la industria de la carne donde más se maltrata a los animales”.

Arriola subrayó la importancia de que las autoridades reduzcan los subsidios a actividades como la ganadería y opten por otorgarlos a la producción de alimentos vegetales de alta calidad, además de apostar por el desarrollo de campañas informativas y educativas, así como programas para empoderar a las personas en la adopción de hábitos de consumo responsables y compasivos.

Al respecto, Muir concluyó: “Urge que haya promoción del bienestar y castigo al maltrato, que haya educación e información para la ciudadanía. Desde el Gobierno hasta las industrias y las personas en general debemos tomar las acciones necesarias para que su bienestar sea garantizado”.

Aguilar señaló que en el caso de la Ciudad de México es importante que el bienestar animal quede plasmado en la Constitución que se aprobará a inicios del año próximo.

“Con la redacción de la Constitución de la Ciudad de México se abre una ventana de oportunidad para enviar un mensaje político que reconozca a los animales como seres sintientes y cuyo bienestar debe tomarse en cuenta. En su condición de metrópoli global y progresista, la Ciudad de México debe incluir a los animales como parte de la comunidad y otorgarles protección legal en la nueva constitución”, subrayó.

 

 

Share This

Visit betroll the best bookies